Inicio de sesión
​ ​​


 

 

El proyecto de Interconexión comprende una línea de transmisión de doble circuito de 500KV, con una extensión aproximada de 600 kilómetros, desde Mejillones, en la Región de Antofagasta, hasta el sector de Cardones, en Copiapó, Región de Atacama y que permitirá la transferencia de energía entre el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y el Sistema Interconectado Central (SIC).

El proyecto contempla la instalación de un total aproximado de 1.355 torres y la construcción de 2 subestaciones terminales ubicadas en las comunas de Mejillones y Copiapó; una de transformación en Mejillones (sector Changos) y otra de compensación en Diego de Almagro.

La línea TEN se declaró en construcción en enero de 2014 con  la emisión de las órdenes de compra para equipos y la ingeniería de detalle. Las obras civiles iniciaron en febrero de 2015, en la zona de Mejillones, y en mayo de 2015 en Diego de Almagro.

La puesta en marcha está prevista para el segundo semestre de 2017.

Línea TEN como troncal

En relación a la línea TEN como troncal, en enero de 2015 y luego de revisar diferentes estudios nacionales e internacionales, el Ministerio de Energía definió que la línea de Transmisora Eléctrica del Norte (TEN) era la mejor alternativa para convertirse en troncal y ser parte de la conexión de los sistemas interconectados del Norte Grande (SING) y Central (SIC), presentando una ventaja clara en términos de cronograma de disponibilidad.

 

Los beneficios de la interconexión

Entre los beneficios que aportará la línea TEN al país, está la creación de un mercado único de electricidad, con una mayor cantidad de oferentes, lo cual propiciará una mayor competencia, mejorando la oferta y reduciendo los precios de la energía.

Asimismo, permitirá utilizar energía disponible que hoy no está siendo ocupada (capacidad ociosa), lo que contribuye al uso eficiente de la infraestructura existente, no requiriendo realizar inversiones adicionales.

Posibilitará la diversificación de la matriz energética al facilitar la introducción de un mayor número de proyectos de Energía Renovables en el Norte de Chile, como por ejemplo la generación solar, la potencialidad eólica y el futuro desarrollo geotérmico.

Actualmente, el proyecto cuenta con más de cinco mil trabajadores.